Nuestro café

Todos nuestros cafés son arábica 100% de especialidad con un tueste medio que nos permite extraer cada nota de cata

¿Quieres saber más sobre el café?

Arábica y Robusta

Son las dos variedades de planta del café más cultivadas en el mundo. Aunque ofrecen el mismo fruto, el café resultante de una y otra variedad es muy diferente. El café robusta presenta alrededor del doble de cafeína que el arábica. Ofrece un sabor menos ácido aunque un cuerpo más notable. La mayoría de la producción de café robusta acaba siendo utilizada para cafés solubles o para obtener mezclas con arábicas para producir cafés comerciales.
Por esta razón, en Virgen Coffee sólo ofrecemos café arábica 100%

Procesos

Una vez recolectado, el fruto del café debe ser procesado y en función del método utilizado este proceso tiene un efecto directo en la taza final resultante. Todos los procesos buscan tener la menor incidencia sobre el producto final para evitar perder calidad.

PROCESO NATURAL
También conocido como proceso seco, es el método de proceso del café más antiguo. Consiste en esparcir los frutos y dejarlos secar al sol.
PROCESO LAVADO
Este proceso tiene como objetivo separar la pulpa del grano de café antes de secarse. Se realiza utilizando un máquina conocida como despulpadora. Posteriormente los granos son introducidos en tanques de agua para que terminen de separarse los restos de pulpa por fermentación.
PROCESO HONEY
Consiste en dejar un porcentaje de pulpa sobre los granos de café durante el despulpado antes de dejar secarlos secar. El azúcar de la pulpa añade más cuerpo y dulzor al café.
PROCESO SEMI-LAVADO
Después de la cosecha, el café se despulpa y luego se seca brevemente. En lugar de secar el café con alrededor de un 10% de humedad como otros procesos, aquí el café solo se seca al 30-35 por ciento de humedad. Luego se descascaran y se les quita el pergamino. Los granos desnudos se secan nuevamente hasta que están lo suficientemente secos como para ser almacenados sin riesgo de pudrirse.
ES